Racores neumáticos 

A través de los componentes de manipulación neumática, en Herco le garantizamos un rendimiento eficaz de sus productos de aire comprimido. Cuando utilizamos el aire a presión para transmitir energía a fin de mover y hacer funcionar mecanismos, hay ciertos elementos que hacen que el aire comprimido devuelva la energía acumulada cuando se le permite expandirse. Tal es el caso de los racores neumáticos y las válvulas neumáticas.

Disponemos de racores, piezas metálicas con o sin roscas internas en sentido inverso, que sirven para unir tubos, por ejemplo los cuadros de bicicletas, u otros perfiles cilíndricos.

Stock permanente
Para que no te falte
de nada.
Envios gratis
Para compras
superiores a 50€.
CONSULTE NUESTRAS FORMAS DE FINANCIACIÓN.
Calidad y precio
EMPRESA CERTIFICADA
ISO 9001:2015.


Por página
Mostrando 1 - 12 de 178 elementos
Mostrando 1 - 12 de 178 elementos
Puede comprar en Herco racores neumáticos o racores hidráulicos. La diferencia entre los racores neumáticos y los hidráulicos es que en estos últimos el sistema de distribución debe ser un circuito cerrado. Los sistemas hidráulicos son parecidos a los neumáticos, pero en vez de emplear aire comprimido usan aceite para acumular la energía que será transformada después en energía mecánica para producir un trabajo por medio de los elementos actuadores del sistema. 

Los racores hidráulicos son un elemento de unión entre tubos o tuberías, incluso mangueras. Suelen ser de metal y dan unión a dos o más elementos,impermeabilidad y sellado. De esta manera, tanto gases como líquidos pueden pasar a través del interior de los tubos con seguridad. 

El racor puede estar hecho de diversos materiales. Los racores de latón se usan mucho en fontanería, ya que logran unos resultados fiables. El latón evita la corrosión y es resistente a temperaturas extremas, es respetuoso con el medio ambiente y cien por cien reciclable, evitando además el desarrollo de microorganismos, propiedades que lo hacen un material ideal para la distribución de agua. 

Válvulas neumáticas

Las válvulas neumáticas cumplen la función de evitar la circulación de un gas en sentido contrario al deseado. O dicho de otro modo, forman parte de un circuito neumático y distribuyen, regulan o bloquean el aire comprimido o vacío. 

Según su función se dividen en los siguientes tipos:

  • Válvulas direccionales
  • Válvulas reguladoras de presión
  • Válvulas reguladoras de caudal
  • Válvulas reguladoras de retención
  • Válvulas reguladoras de cierre
  • Válvulas reguladoras lógicas
  • Válvulas reguladoras para vacío

Dentro de las válvulas direccionales hay de 2, 3, 4 y 5 vías y con distintos accionamientos. Las más empleadas son las electroválvulas en diferentes tensiones y corrientes, manuales, con pedales y con variadas clases de accionamientos mecánicos o neumáticos.

Podíamos definir la electroválvula como una válvula electromecánica, pensada para controlar el paso de un fluido por un conducto o tubería. La válvula se mueve mediante una bobina solenoide. Habitualmente no tiene más que dos posiciones: abierto y cerrado. 

Además de válvulas y racores, en Herco puede comprar online manómetros, que son instrumentos que miden la presión de fluidos en receptáculos cerrados, Los manómetros pueden ser de diversas clases, pero fundamentalmente hablamos de manómetros de presión, para líquidos o manómetros para gas.

Descubra nuestra variedad de productos para manipulación neumática y contactenos para cualquier duda o sugerencia.